Buscar

¿Cómo sentirte cada día más VIV@!

Muchos de nosotros tenemos días o etapas, en los que nos sentimos como si solo tacháramos un día más del calendario. Nos levantamos en automático, cumplimos con lo que tenemos que hacer, "surfeamos", lo más que podemos, cualquier tipo de ola de emociones o conflictos y listo... a dormir otra vez!!!!


¿Te suena?


¿Y si hubiera otra forma de vivir, en la que te sintieras más viv@? En la que cada día fuera una oportunidad nueva para crear, cambiar, aprender, conocer, soltar, disfrutar y VIVIR.


Me encantaría decirte que con tomarte una píldora mágica (tal vez azul o roja jaja) automáticamente empezarías a vivir y a dejar de sobrevivir. Pero en esta realidad así no funciona. Para poder hacer cambios duraderos y reales, hay que crear hábitos diferentes, hay que moverse de lugar. La buena noticia es que estos cambios pueden ser cambios muy pequeños y fáciles. De hecho según todos los estudios justo los cambios fáciles, son los que hacen las diferencia real.


Cuando nos proponemos hacer grande cambios nuestro cuerpo y mente entran en resistencia y aunque puedas tener la fuerza de voluntad y disciplina para lograrlo por unos meses, eventualmente vas a rendirte. Se ha descubierto que solo tenemos una cantidad LIMITADA de fuerza de voluntad, así que si la usas por mucho tiempo en una sola cosa, en cuanto venga un momento de crisis, vas a tener que soltar algo. Por eso los pequeños cambios son los que realmente puedes sostener por mucho tiempo y puedes ir incluyendo más cambios con el tiempo. Una vez que el primero te parezca natural y no sea un esfuerzo, puedes incluir otro y así sucesivamente.


Voy a compartir contigo 3 pequeños cambios muy fáciles y que está comprobado en cientos de estudios, que hacen la diferencia en tu vida:


1) Libreta de Gratitud: Escribir diario antes de dormir, mínimo 5 cosas que agradeces de ese día. Algo que te hizo sonreír, algo que te inspiró, algo que te sorprendió, te emocionó, te sacó de tu rutina, te hizo estar presente...


Es importante que lo que agradeces no sea lo mismo siempre. Puedes agradecer por tus hijos diario, pero por algo específico de ese día. porque si no, se vuelve algo repetitivo y deja de tener la misma energía e impacto. Te recomiendo que al principio de la libreta pongas lo que agradeces toda la vida, tus hijos, tus padres, tu pareja, tus amigas y amigos, tu mascota... eso por lo que estarás agradecido con toda la vida. Ya que lo tienes al principio, lo puedes releer diario y a partir de ahí agradecer 5 cosas específicas de ese día. :)


Ya se que siempre habló de la gratitud, pero es que he comprobado todos los beneficios que tiene:


-Cuando agradeces algo, diriges tu mente y tu energía a eso que SI tienes, lo que te gusta y por lo que vale la pena vivir y despertarte. Hay un refrán que dice "lo que no aprecias se deprecia". Cuando no nos damos tiempo para agradecer algo que nos hizo tener un mejor día, un mejor momento, algo que nos inspiró, que nos distrajo de los problemas y deberes; tu mente llega a la conclusión de que eso no te interesa y no es importante para ti, así que toma la decisión de ya ni siquiera darse cuenta de eso... y cómo bien sabes, la física cuántica a demostrado, que en dónde pones tu atención pones tu energía y justo eso es lo que vas atrayendo a tu vida. Entonces... si dejas de poner tu atención en lo que agradeces, dejas de atraer eso en tu vida.

-Además cuando agradecemos y recordamos esos momentos especiales del día, tu mente vuelve a recrearlos y es como si esos momentos se duplican y tienen doble impacto en ti y en tu bienestar.

-También el agradecer te va haciendo consciente de qué es eso, que realmente es importante para ti. Qué te gusta, qué te inspira y vas conociéndote mejor. Esto además de ayudarte a tener una mejor relación contigo mismo, te ayuda a empezar a tomar decisiones y a re-dirigir tu vida hacia eso que te inspira y te hace sentir vivo.



2) Incluye al Tiempo libre como una de tus prioridades: Esta comprobado que las personas mas exitosas, siempre incluyen dentro de su agenda diaria tiempo libre; para descansar, para despejarse, para divertirse e inspirarse.


-Lo mas recomendable es incluir entre semana mínimo 15 minutos de descanso durante la mañana y 15 minutos durante la tarde, además de un descanso largo de una hora y media a la hora de la comida. Es importante también tener mínimo un día a la semana completo para descansar, en el que no estes pendiente del trabajo y un gran descanso mucho más largo, dos veces al año.


-Estos espacios son solo para hacer algo que te guste, que te inspire o que en ese momento quieras. NO es para contestar mensajes, ni mails. Es para ti, para reírte, distraerte, para respirar, bailar, contemplar, salir de tu rutina y retomarte. Aquí puedes incluir cada día más cosas de las que en las noches agradeces: Si agradeces cada día los atardeceres o amaneceres, busca hacerte espacio para poder disfrutarlos más, lo mismo si disfrutas ver la t.v. o escuchar música o platicar con alguien...


-Justo en estos momentos de "descanso" suelen darse las inspiraciones más grandes. En estos momentos podemos aclararnos, recordar que hay algo más afuera del trabajo y el deber ser y nos recargamos de energía. Esto hace que sepamos conscientemente que tenemos una vida plena, con espacios para trabajar y crear y espacios para divertirnos, relajarnos y disfrutar de lo que hay.


3) Recuerda que TODO es temporal: Cuando estamos conscientes de que todo cambia, todo pasa y cada día es único, podemos desapegarnos un poco más de las situaciones "buenas y malas" y atravesarlas mucho mejor.


-Hay una historia de un rey que buscaba por todo el reino algún sabio que pudiera darle la clave para la felicidad. Así llegaron de todo el mundo diferentes científicos, astrólogos, magos, médicos, poetas... para ayudarle y nada funcionaba. Un día un granjero llegó y pidió hablar con el rey y todos se burlaron de él . ¿Qué podía un granjero saber de felicidad? Después de varios años y la frustración creciente del Rey, aceptó escuchar al granjero. Ya no tenía nada que perder. Entonces el granjero se acercó y le dijo: "Esto también pasará". Yo he aprendido de la naturaleza que todo pasa, así que cuando tengo una cosecha muy buena, me repito a mí mismo: "Esto también pasará" y disfruto el momento profundamente porqué se que va a pasar. Cuando en cambio tengo una cosecha muy mala, me repito:" Esto también pasará" y entonces se aligera mi pesar porque sé que pronto pasará.


-Así que te invito a tener esta frase en la mente y recordarte diariamente: "Esto tam