top of page
Blog: Blog2
Buscar
  • Foto del escritorS.O.S.

Sentir es sanar

No sé ustedes pero estas últimas semanas yo me he dado cuenta de que estoy mucho más sensible de lo acostumbrado; de pronto una broma me lleva a llorar por unos minutos. Una mala cara de alguien querido, me lleva a tocar rechazo o dolor que pareciera desproporcionado a la acción. En general es como si me sintiera desbordada, que cualquier gota derrama el vaso...


Mi parte racional tiene rápidamente una explicación... "Es que llevamos mucho tiempo con presión, miedo, cambios continuos, incertidumbre, estás entrando a una nueva etapa de vida" y SI... todo esto esta sucediendo, todo esto es importante y real y sin duda contribuye al estado emocional en el que estoy y estamos, según veo a la mayoría de las personas con las que habló, acompaño y convivo. Pero no es lo único que esta sucediendo...


Justo en estos momentos de caos, surgen posibilidades nuevas, oportunidades diarias de cuestionarnos, de re-dirigir el camino en el que vamos y de sanar emocionalmente heridas pasadas sin resolver. Esas experiencias que dolieron y que no pudimos soltar o digerir emocionalmente. Tal vez no pudimos darle voz a nuestro miedo, dolor, enojo, decepción, frustración, impotencia, confusión, etc... y solo nos lo "tragamos y seguimos". Pero estos impactos emocionales suelen tener un costo alto: en la salud, en nuestras relaciones y en el discurso diario que tenemos con nosotros mismos (esos pensamientos repetitivos que no sabes de dónde salen y que te llenan de preocupación, ansiedad, angustia, inseguridad, etc..).


La forma más amorosa y fácil de sanar es darle espacio a estas emociones: darles voz y reconocerlas. Sin querer quitarlas, cambiarlas u ocultarlas, simplemente dejarlas expresarse. Así de fácil, como lo lees...


El problema es que solemos tenerle miedo a sentir... como si nuestras emociones fueran más grandes que nosotros, y una vez que las sentimos no pudiéramos parar. Ese miedo viene en gran parte de ver la cara de angustia, dolor y/o vergüenza de los adultos que nos cuidaron de niños cuando nosotros expresábamos nuestras emociones libremente y del ejemplo de ver cómo justo ellos también se tragaban lo que sentían. Sin duda todavía nos hace falta MUCHA educación emocional y en generaciones anteriores ni se diga... pero no se trata de echarle la culpa a nadie, ni de perder nuestro tiempo buscando culpables, sino de buscar herramientas que nos ayuden HOY a cambiar estos patrones y a contribuir con las generaciones que siguen para cambiar la relación con las emociones.


Expresar las emociones. sana y callarlas, enferma.. así de fácil y claro.


Te propongo 3 pasos, que te van a ayudar a expresar tus emociones, sin importar si estás son del momento presente o pasadas...


1) Cuando sientas algo, no lo minimices... RECONÓCELO, no te vayas al juicio de si estás bien o mal por sentir eso o si es lógico o no. Solo acéptalo.


2) Haz preguntas:

¿Qué es esto que estoy sintiendo?


Por si no sabes bien qué estas sintiendo, aquí te dejo una guía básica:

Las emociones primarias son 5 y de ahí se derivan muchas combinaciones de ellas. Tristeza, Miedo, Enojo, Felicidad y Amor. Ve si puedes distinguir en qué grupo o grupos, esta tu emoción.


¿Esta emoción es la respuesta a algo que acaba de suceder o se siente más fuerte o más compleja de lo que suelen ser mis respuestas a eventos parecidos?


Con esto puedes empezar a definir si estás sanando alguna de estas heridas pasadas o simplemente estas expresando sanamente lo que sientes.


Si es una respuesta a lo que esta sucediendo, te dejo otra guía:

Enojo: necesitas poner un límite o reconocer una necesidad tuya que no estas aceptando

Tristeza: algo te esta doliendo y necesitas expresarlo

Miedo: Hay algo o alguien que consideras peligroso y es importante darte un tiempo para considerar si esto es realmente peligroso o no.

Alegría: es momento de agradecer y disfrutar

Amor: es momento de reconocerlo y buscar expresarlo o compartirlo


Si es una emoción relacionada a una herida pasada, simplemente déjate sentirla, reconocerla y ver qué puedes hacer en este momento para liberarla.


¿Qué necesito en este momento?


Tal vez necesites expresar o moverte y hacer algo diferente; poner un límite, llorar, abrazar a alguien, platicar con alguien, escribir, gritarlo simplemente dejarte sentir.

Confía no te vas a quedar en el sentimiento anclado.


¿Qué es eso que no pude expresar la última vez que me sentí así y que ahora puedo hacerlo?


Esto aplica cuando son heridas pasadas. Muy probablemente te vengan recuerdos antiguos de experiencias en las que te sentiste así. No las critiques, no importa si son muy viejas o no tanto. Por alguna razón están presentes ahorita y es momento de expresarlas y acomodarlas. Esto no quiere decir, que le escribas, marques o hables a la persona o personas que te causaron ese sentimiento para reclamarle, quejarte o vengarte. NOOOOOOO!!!! La sanación es para ti solamente. Nadie más tiene que entenderlo.


¿Cómo puedo darle más espacio a esta emoción?

¿Qué puedo hacer diferente esta vez?

¿Cómo me sentiría mejor ahora? *OJO es sentirte mejor... no ¿qué sería más fácil?... generalmente lo más fácil es lo conocido y esto sin duda no es lo mejor, ya que si vuelves a hacer lo mismo... esto va a volver a suceder pero con más emoción guardada.


3) Pasa a la acción... Si necesitas sentir: siente, si necesitas llorar: llora, si necesitas expresar: expresa, si necesitas apapacharte: hazlo.... HAZ todo lo que tengas que hacer para expresar y sanar esas emociones.


"No podemos controlar las emociones o circunstancias que experimentaremos , pero podemos elegir cómo vamos a responder a ellas." Gary Zukav






136 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page